close

Guía para un festival con éxito y sostenible

¿Qué es un festival?

Si buscáis en google la palabra festival vais a encontrar muchas definiciones de su significado. Su origen proviene principalmente de las celebraciones religiosas. Aunque para mí, no es realmente importante el significado de la palabra, sino la oportunidad que genera. Una oportunidad de reunir físicamente a personas con un interés común, como una forma moderna de crear una tribu.

Hay muchos festivales que me parecen aburridos, en cambio, hay muchos otros que creo que aportan valor a la vida de las personas. Un valor que se consigue sin beber alcohol ni tomar drogas para evadirse de uno mismo. Los festivales que me gustan son esos que ofrecen experiencias realmente valiosas a sus participantes, ya sea a nivel intelectual, emocional, creativo o espiritual.

En este post me gustaría compartir algunos consejos que os pueden ayudar si estáis pensando en crear vuestro propio festival.

1.Piensa en grande, y empieza lo más pequeño posible. Para crear un festival con éxito necesitas ser ambicioso en el proceso creativo, sin ponerte limites en lo que te gustaría hacer. Si empiezas poniéndote limites a ti mismo en el proceso de la idea, seguramente terminaras haciendo algo muy discreto y eso no va a inspirar a la gente a venir.

Una vez tengas diseñado el festival de tus sueños, necesitas empezar por algún punto, y la clave es no perderse en la grandeza del evento. Empezar por lo pequeño, poner el primer ladrillo, es la clave para construir algo.

2. La ayuda correcta, buscar un buen equipo de trabajo, esta es la clave para sacarlo adelante. Si intentas hacerlo todo tu solo es probable que te agote. Además, una de las partes más bonitas del proceso es ser capaz de compartir cada paso del camino con gente que le pone tanta pasión como tú al proyecto.

3. Una vez tengas el concepto claro y el equipo correcto a bordo, lo más importante para hacer realidad tu festival es tener un sitio y una fecha para celebrarlo. Hay como un fenómeno mágico que te asegura que, de alguna manera, cuando tienes un lugar y una fecha, el evento empieza a ser real. Ha sido así con cada festival que he realizado.

4. Vale, ahora que ya sabes donde y cuando, empieza el trabajo de campo. Normalmente yo creo tres equipos claves: marketing y comunicación (eso incluye el patrocinio), programación, y producción. Esta es una buena manera de separar los diferentes retos del proyecto, que normalmente tienen tiempos y procesos diferentes.

5. Cuando ya hayas llegado a este punto, conseguir financiación es muy importante. En mi opinión, si no consigues algún tipo de soporte es que, probablemente, algo en el proyecto no está bien conceptualizado. No quiero decir que la idea no sea buena, pero puede que la estrategia que estés implementando no sea la mejor. Básicamente, los sponsors son personas y conectan emocionalmente con tu proyecto. Tienen que fijarse en la financiación, por supuesto, pero habitualmente, si pueden conectar emocionalmente con tu idea, van a encontrar una manera de justificar la inversión. Creo que es raro que esto pase a la inversa. Así que sal ahí fuera y lánzalo a toda la gente que sea posible. Es una buena manera de probar el proyecto antes de hacerlo.

Espero que os hayan servido mis humildes consejos que he aprendido a lo largo de mis proyectos. Si tenéis dudas me podéis escribir en Instragram y me encantará ayudaros en la manera que sea.