close

Todos los eventos en un post

Estos días de confinamiento me están sirviendo para reflexionar sobre el presente, el futuro y también me hacen mirar atrás y observar el recorrido hecho. La verdad es que todos los que nos hemos dedicado a la cultura, en especial a promoverla, a crear experiencias físicas para comunidades a través de festivales, conferencias, experiencias de cualquier tipo, estamos todos viviendo tiempos muy inciertos.

No sé ni siquiera si podremos volver a hacer lo que hacíamos, probablemente tendremos que reinventarnos y hacer las cosas diferentes, al menos en el futuro inmediato. Lo que si espero es que no perdamos estas ganas de compartir momentos únicos en comunidad, que al final creo que es lo que los festivales ofrecen.

Con este ejercicio de reflexeión no he podido evitar hacer un repaso de todos los festivales que he hecho en mi trayectoria como festival “maker”. Aquí van unos cuantos, ha sido una aventura de lo más gratificante y espero que pronto pueda hacer más.

El festival Orgànic, uno de mis festivales favoritos con un público de lo más agradecido y sano.

El Barcelona Surf Festival, surf, Barceloneta, música, muy buena gente, que más se puede pedir.

Los Domingos de Barcelona nunca más han sido los mismos desde que nació el Brunch, la primera edición en MACBA, una de top fiestas favoritas.

D-IVE, el primer festival de fotografía Móvil y influencers de España, en 2012. Era en los inicios de Instagram, cuando Facebook todavía no lo había comprado y los “influencers” era gente mostrando su creatividad y talento online, mucho ha cambiado desde entonces. Sólo se hico una edición pero fue muy bonita.

Piknic, donde todo empezó, donde aprendí a menudo a base de errores, pero fue mi escuela y donde tantos Domingos pasé.

ElectroSnow , nieve, música, gente dándolo todo en las pistas, tanto de baile como de nieve. Festival que hicimos en Andorra donde durante 4 días.

Ciclo de conferencias con jóvenes creativos que se reinventavan y consolidaban sus proyectos a través de las redes sociales.

Me dejo algunos fuera por no alargarme, mirando con nostalgia esa época, no puedo evitar preguntarme como va a ser el futuro de la convivencia y si volveremos a disfrutar que estos momentos en comunidad, estoy convencido que así será, porque a fin de cuentas, somos seres sociables y esa voluntad de compartir nuestra felicidad es lo que nos hace fuertes y capaces de superar cualquier reto.

Para acabar, agradecer a toda la gente que ha participado en estos proyectos y lo han posible, yo solo sin socios, colaboradores, sponsors y unos equipos de producción de lo más profesionales, realmente no sería posible llevarlos a cabo. Me dejaré nombres pero gracias, a Pau, Jose, Rut, François, Loic, Marta, Mariano, Xavi, Eva, Adri, Oscar, West, Ivan, Will, Chris, Agata, Judith, a mis hijos y a Ana por aguantar días de insoportable estrés a mi lado y ,muchos muchos más.